Verano: algunas recomendaciones para cuidarnos del ACV

Verano: algunas recomendaciones para cuidarnos del ACV

04 Febrero 2020

El calor o las altas temperaturas no influyen directamente en la aparición de un ACV, pero sí en un aumento de la tensión arterial que sí podría producirlo. 

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor

Las altas temperaturas en esta época del año, generan un aumento en casos de presión arterial y, por consiguiente, el riesgo de padecer un Ataque Cerebrovascular (ACV). Esto debido a que el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene, si esto ocurre por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno lo que podría generar que las células cerebrales mueran, pudiendo causar daños.

El calor o las altas temperaturas no influyen directamente en la aparición de un ACV, pero sí en un aumento de la tensión arterial que sí podría producirlo. Y las personas con factores de riesgo para sufrir un ACV son aquellas que tienen: hipertensión arterial, diabetes, sedentarismo, obesidad y adultos mayores.

Según un informe de la OMS, “el calor puede generar infartos al miocardio y crisis hipertensivas al punto que pueden producir un ACV, transitorio o permanente. Todo lo que tenga que ver con niveles de mucho calor va a producir alta tensión. Si a esto le sumamos la falta de medicinas, es una bomba letal al organismo”.

Mantenerse hidratado y protegerse del calor extremo son factores preventivos ante las olas de altas temperaturas.

Factores de riesgo relacionados con el estilo de vida

Hay que tener en cuenta que el sobrepeso u obesidad; la inactividad física, el consumo elevado de alcohol o drogas. Pero en cuanto a los factores de riesgo médicos están la presión arterial alta, el tabaquismo, colesterol alto, diabetes, apnea obstructiva del sueño y enfermedades cardiovasculares. Es por eso que se recomienda hacer caminatas, reducir los niveles de sodio en las comidas, hacer ejercicios en horas en que el sol no está muy fuerte, de preferencia en el atardecer y tomar mucho líquido para así evitar cuadros de deshidratación.