Organizaciones piden que organismos públicos evalúen daños en Caimanes

Organizaciones piden que organismos públicos evalúen daños en Caimanes

10 Marzo 2015

Tanto el diputado (PS) Daniel Melo, como el dirigente Cristián Flores, pidieron que la empresa se haga cargo de los costos medioambientales, y que organismos del Estado hagan una evaluación de los daños en la zona.

Radio U. de Chile >
authenticated user

Después de meses de protestas de la comunidad de Caimanes, la justicia acogió su demanda y la Minera Los Pelambres deberá restablecer el cauce normal del agua deshaciéndose del tranque de relaves El Mauro que lo impedía.

Los habitantes de la zona celebraron la determinación, mientras el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, diputado socialista Daniel Melo, pide que organismos públicos evalúen los daños actuales en la zona.

El Tribunal de Los Vilos decretó la demolición del tranque de la minera Los Pelambres, propiedad de la familia Luksic, confirmando la resolución de la Corte Suprema. Esto, al resolver que el plan presentado por la compañía no es suficiente para suministrar con agua potable a la localidad de Caimanes.

Recordemos que en octubre de 2014, el Máximo Tribunal decretó que la empresa restituyera el agua para los regantes y comunidad local, resolución que –hasta ahora- seguía sin ser acatada.

“En este escenario resta a la Minera Los Pelambres S.A. acogerse a la primera alternativa, cual es, proceder a la demolición o remoción total o parcial de muro de contención del tranque de relaves El Mauro a fin de permitir el escurrimiento natural de las aguas”, se puede leer en la resolución del tribunal local.

En el documento, además, se declara “insuficiente el Plan de Ejecución de Obras Propuesta Minera Los Pelambres S.A., por cuanto el mismo no contempla obras idóneas para permitir el escurrimiento natural de las aguas del estero Pupío a la comunidad de Caimanes”.

El dirigente de la comunidad de Caimanes, Cristián Flores, confirmó lo resuelto por la justicia y se refirió a la toxicidad de las aguas al interior del tranque.

“Lo que hay adentro está contaminado, pero aquí lo que nosotros queremos es que se cumpla la sentencia, que se paralicen las obras y empiece la demolición del tranque. Los responsables de la contaminación es la minera y quienes tienen la obligación de asegurar la calidad de agua para toda la gente y encargarse de cómo van a erradicar el tranque y para dónde se lo llevan, no es nuestra tarea, es tarea de ellos”.

Frente a la determinación judicial, la compañía emitió un comunicado en que asegura que presentará recursos legales que buscarán probar que las obras propuestas son suficientes para garantizar que las aguas del estero Pupío fluyan hasta Caimanes.

Minera Los Pelambres argumentó que la suspensión de sus operaciones afectaría contratos con sus trabajadores y proveedores de bienes y servicios. No obstante, el líder de la comunidad de Caimanes consideró que no podrán hacer mucho luego de una resolución de la Corte Suprema.

La intendenta regional de Coquimbo, Hanne Utreras, aunque se restó de dar comentarios en nombre del Gobierno, aseguró que se atendrán a lo dictado por la justicia.

“En Chile las instituciones funcionan y nadie está por sobre la ley, como Gobierno Regional estaremos monitoreando las derivaciones y alcances de este proceso, porque encarecidamente nos preocupa la calidad de vida de nuestra gente en nuestras tres provincias”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Daniel Melo (PS), criticó que la empresa se haya tomado un plazo excesivo para presentar un plan de cumplimiento del fallo de la Corte Suprema del 21 de octubre de 2014, desconociendo el derecho de la comunidad a contar con el vital recurso hídrico.

“En este país todos los ciudadanos y también la industria, tiene legítimo derecho a presentar en la justicia sus descargos. Sin embargo, me quedo con lo planteado por la Corte Suprema y por el Tribunal de los Vilos en orden a que se respete el derecho de las comunidades, y en este caso se dé cumplimiento al fallo. El desarrollo económico del país no puede estar supeditado a destruir el medio ambiente, que podamos en definitiva tener un modelo de desarrollo que pueda avanzar con las comunidades y no en contra del interés general”.

Melo coincidió con Flores en que la empresa debe hacerse cargo de los efectos en el medio ambiente que tendrá la demolición del tranque, además de que distintos organismos públicos hagan una evaluación respecto al daño actual en la zona.

La empresa, en tanto, buscará alternativas para mitigar el impacto en la producción debido a las últimas protestas de la comunidad.

Sobre el uso de agua, Antofagasta Minerals sostiene “que utiliza menos agua continental por cada tonelada de cobre producida en Chile”. En el caso de Minera Los Pelambres, “el porcentaje de recirculación del agua supera el 85 por ciento. Gracias a lo anterior, Minera Los Pelambres utiliza en la producción de cobre menos del 5 por ciento de los derechos de agua constituidos en la cuenca del Valle del Choapa”.