Araña del rincón… Un peligro latente

Araña del rincón… Un peligro latente

30 Julio 2020

Habita detrás de los cuadros, en rincones oscuros de los hogares, en muros divisorios y entretechos, tejiendo una tela desordenada y sucia, en donde habita y devora su alimento. 

Raúl Céspedes V... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

La Araña del Rincón (Loxosceles laeta) es de color café parduzco. Su cuerpo mide alrededor de un centímetro de longitud y sus patas de 8 a 30 mm. Presenta una pilosidad abundante y su cefalotórax presenta un aspecto piriforme. Vive aproximadamente en promedio tres años.

Es una araña tímida, de hábitos nocturnos, que teme mucho a la luz, por lo que es muy difícil verla en el día y por ello es desconocida para la mayoría de las personas. Habita detrás de los cuadros, en rincones oscuros de los hogares, en muros divisorios y entretechos, tejiendo una tela desordenada y sucia, en donde habita y devora su alimento.

Durante la noche abandona su tela en busca de alimento, y al ser sorprendida por la luz del día o alguna luz artificial busca rápidamente refugio en el primer lugar oscuro que encuentra: prendas de vestir colgadas en la pared, camas, etc.

Por lo anterior, la mayoría de los accidentes ocurren dentro del hogar y en las horas de la noche, siendo el dormitorio el lugar más frecuente y las extremidades los segmentos corporales más afectados. No es espontáneamente agresiva, sino que muerde sólo en defensa propia cuando es molestada o presionada.

Habita en lugares oscuros y/o húmedos de la casa, Los lugares más comunes donde puede encontrársele son: los closets, detrás de los cuadros, entremedio de libros y en los lugares que son de difícil acceso o limpieza.

La mordedura se caracteriza por una brusca sensación punzante en la piel, seguida de un dolor intenso de la zona y aumento de volumen. En general no se observa en el momento una lesión local, pero en las primeras horas rápidamente se produce un halo eritematoso (piel enrojecida) que dentro del primer día cambia a un halo vasoconstrictivo violáceo, dando origen a la típica lesión llamada placa livedoide.

DEBEMOS TENER ESTAS PRECAUCIONES

No debemos colgar nuestras ropas ni toallas en las paredes, para que no sirvan de eventuales refugios.

Hay que agitar al colocarnos ropas que no hemos usado hace tiempo.

Hacer ruido antes de entrar a alguna habitación oscura y sucia.

Agitar nuestros zapatos antes de colocarlos.

Separar las camas del muro.

Evitar que los niños jueguen dentro de los Closet

Revisar los cuadros o diplomas que tenemos colgados en la muralla.

 

¡Hay que cuidarse! Un amigo mío, falleció producto de una Araña del Rincón luego de varios meses.

Raúl Céspedes Valenzuela, Museólogo.