¿Cómo mejorar al enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)?

¿Cómo mejorar al enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)?

21 Octubre 2020

Dentro de sus síntomas se encuentan el ardor o quemazón llamada “PIROSIS” que asciende desde el estómago hacia la garganta, es el principal síntoma del ERGE. 

Ximena Munita Fritis >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

La enfermedad por reflujo gastroesofágico aparece cuando el contenido del estómago (ácido estomacal) retrocede con frecuencia al tubo que conecta la boca y el estómago (esófago). En condiciones normales, el contenido gástrico o intestinal no pasa al esófago, ya que existe un esfínter esofágico inferior que actúa como válvula e impide el paso del alimento, cuando esta válvula no se cierra de manera adecuada se presenta el ERGE, irritando la mucosa y produciendo diferentes síntomas y/o complicaciones.

Revisa también: La importancia de la Vitamina C para nuestro organismo

Dentro de sus síntomas se encuentan el ardor o quemazón llamada “PIROSIS” que asciende desde el estómago hacia la garganta, es el principal síntoma del ERGE. Es posible que se asocie al paso de alimentos ácidos o amargos desde el estómago a la boca.

Algunos signos y síntomas frecuentes de la enfermedad por reflujo gastroesofágico son los siguientes:

  • Una sensación de ardor en el pecho (acidez estomacal), generalmente después de comer, que puede empeorar por la noche.

  • Dolor en el pecho.

  • Dificultad al tragar.

  • Regurgitación de alimentos o líquidos agrios.

  • Sensación de tener un nudo en la garganta. 

Si tienes acidez estomacal nocturna, quizás también puedas tener lo siguiente:

  • Tos crónica.

  • Laringitis. (por irritación de la laringe por el ácido refluido)

  • Asma reciente o que empeora. (por aspiración del ácido a la vía respiratoria).

  • Interrupción del sueño

CAUSAS DEL REFLUJO GASTROESOFÁGICO

Existen factores dietéticos o formas de vida que pueden contribuir al reflujo gastroesofágico, como por ejemplo:

1.- El chocolate, la pimienta o especias, la menta, las grasas, el café y las bebidas alcohólicas favorecen la relajación del esfínter esofágico inferior y, por lo tanto, el reflujo. También el tabaco produce relajación del esfínter.

2.-La existencia de una hernia de hiato favorece el reflujo gastroesofágico, aunque no es su única causa.

3.-Todas aquellas situaciones que supongan un aumento de la presión intra-abdominal (obesidad, embarazo, determinados tipos de ejercicio físico) favorecen también el reflujo.

COMPLICACIONES

Existen diversas complicaciones derivadas del reflujo, aunque éstas no ocurren en la mayoría de los casos. Dependen de la severidad del reflujo en cada sujeto.

Las mas frecuentes son:

1.-La esofagitis, que es la inflamación de la mucosa del esófago que está expuesta al ácido.

2.-Existen distintos grados. Las esofagitis graves pueden: ulcerarse y sangrar; cicatrizar de forma irregular, reduciendo el diámetro de la luz esofágica y dificultando el paso de los alimentos.

3.- En algunos casos se puede producir un cambio de la mucosa normal esofágica, que es sustituida por una mucosa más parecida a la del estómago o a la del intestino delgado, más resistente al ácido. Esto es conocido como “ESOFAGO DE BARRETT” y su principal importancia radica en que se considera un factor de riesgo para desarrollar cáncer de esófago.

La mayor parte de las personas pueden controlar estas molestias de le enfermedad con cambios en los estilos de vida, medicamentos de venta libre. En caso de alguna personas necesitan fármacos más potentes e inclusive cirugía para el alivio de los síntomas.

QUÉ ALIMENTOS NO DEBEN CONSUMIR LAS PERSONAS QUE PADECEN REFLUJO GASTROESOFÁGICO

Café

Bebidas cítricas

Productos a base de tomate.

Bebidas gaseosas

Chocolate

Menta

Comidas grasosas o picantes

Comer tres horas anteriores a acostarse

El tabaco.

Consumo excesivo de alcohol.

Aumento excesivo de peso.

CONSEJOS

  • Esperar al menos 2 a 3 horas antes de acostarse.

  • Evitar consumir alimentos nombrado anteriormente en la noche, que es cuando se dá con más frecuencia esta enfermedad.

  • Elevar la cabecera de la cama.

 

Ximena Munita Fritis​, Nutricionista, Licenciada en Nutrición y Dietética