Opinión: Las reformas llegan a las familias chilenas

Opinión: Las reformas llegan a las familias chilenas

11 Septiembre 2015

"La reforma educacional, tal como las reformas laboral, tributaria y constitucional,  representan cambios profundos que el país necesita para terminar con las desigualdades existentes."

Jorge Hidalgo >
authenticated user Corresponsal

Esta semana hemos vivido un hito muy relevante para el programa transformador que impulsa el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, como es el inicio del proceso de gratuidad de establecimientos educacionales gracias a la aplicación de la nueva Ley de Inclusión Escolar, la que ha permitido en esta primera etapa que más de 700 colegios a los largo de Chile dejen de cobrar copago a las familias, gasto que asume el Estado.

Sin duda que este hecho marca el inicio de un beneficio directo para las familias del país, pero además viene a desmoronar toda una campaña de miedo que quiso instaurar por mucho tiempo la derecha en nuestro país, respecto al paso a la gratuidad en la educación subvencionada, mediante una campaña que vociferaba el cierre masivo de establecimientos y el grave daño que esto provocaría, hoy cuando más de 700 establecimientos se han vuelto gratuitos, solo 2 colegios de todo el país han cerrado sus puertas, derrumbando el mito que algunos quisieron imponer para frenar uno de los aspectos fundamentales de la reforma educacional.

La reforma educacional, tal como las reformas laboral, tributaria y constitucional, representan cambios profundos que el país necesita para terminar con las desigualdades existentes, los cuales no pueden ser tratados de frenar a través de amenazas de inestabilidad o de miedo, como las que ha intentado establecer de manera permanente los representantes de la oposición.

Creemos firmemente que los personeros de la derecha deben terminar con la apología del miedo que han querido establecer en relación a las reformas que está impulsando el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, consideramos que esta es una estrategia que busca frenar los cambios que requiere nuestro país, en temas tan relevantes como la educación, el ámbito tributario, las relaciones laborales y la profundización de nuestra democracia.

Las reformas ya han comenzado a llegar y beneficiar a las familias chilenas, labor que nos permitirá avanzar como país hacia una sociedad con menos desigualdades, cambiando el futuro de millones de chilenos y chilenas, trabajo al que invitamos a sumarse a todos los sectores, y en el caso de la oposición a desarrollar su labor de manera responsable, alejándose de tácticas que en el pasado lastimaron seriamente la democracia de nuestro país.

Columna del Seremi de Gobierno, Jorge Hidalgo.