“Atacama no sólo debe fortalecer el turismo"

“Atacama no sólo debe fortalecer el turismo"

07 Mayo 2017

Así sostiene Ricardo Mewes, ex presidente de la Cámara Nacional de Comercio, agregando que la zona debe “diversificar todas sus actividades”.

El QueHayDeCierto >
authenticated user Editor

Más de 150 personas llegaron a Copiapó para participar de la Asamblea Nacional de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC). La actividad, organizada por CORPROA, más allá de ubicar a Atacama como una sede de prestigio para el “turismo de negocios”, tiene una particularidad.

Ricardo Mewes, dejó la presidencia del organismo luego de cuatro años, siendo Copiapó la ciudad elegida para la elección del nuevo timonel gremial.

Horas antes del evento, Mewes explicó por qué decidieron realizarlo en Atacama y entregó su mirada a futuro de Atacama y el país.

¿Por qué se toma la decisión de realizar la Asamblea Anual de la CNC en Copiapó?

-Es habitual que las regiones postulen a celebrar las asambleas en sus ciudades. Uno de los ejes de mi gestión ha sido impulsar las regiones.  He viajado a cada una de ellas y conocido -de primera fuente- sus preocupaciones como la cesantía, la falta de conectividad, la desaceleración económica, el aislamiento. Sabemos que existe un potencial muy grande en cada una de ellas, y que, bien delineadas y con buenos liderazgos, son un aporte para la CNC y también para el país. En el caso de Copiapó, es una ciudad que ha enfrentado en los últimos años el frenazo minero y sus consecuencias económicas y un aluvión que, además de pérdidas materiales, tuvo que lamentar pérdidas humanas. Esta región ha debido levantarse, y de cierta manera reinventarse para buscar su desarrollo, enfocándose por ejemplo en el turismo, donde sin lugar a dudas tiene un gran potencial, tal como conversamos con el Intendente en nuestra visita hace algunos meses.

 ¿Más allá del cambio de mando, donde usted entrega la presidencia, qué otras actividades realizarán las delegaciones que llegarán desde todo Chile?

-Los representantes de las Cámaras Regionales, Asociaciones Especializadas, Cámaras Binacionales y los socios empresas, participan con mucho entusiasmo en las asambleas anuales de la CNC, particularmente cuando se realizan elecciones y cambios en la directiva nacional, como este año en Copiapó. Dentro de las actividades que tenemos programadas, comenzaremos el jueves con una visita al Museo Minero de Tierra Amarilla y el viernes, en Antay Casino & Hotel,  seguiremos con el Seminario “Innovación y Creatividad Empresarial: Clave para un crecimiento económico”, un tema esencial  para el progreso a nivel nacional. Paralelamente, se realizará el proceso de elecciones de los consejeros y del directorio de la CNC, mientras que el sábado lo dedicaremos a conocer algunos de los lugares más interesantes de la región, por lo que visitaremos la mina San José y Bahía Inglesa, entre otros.

 ¿Será, entonces, un evento que además potenciará el turismo local y la difusión de las bondades de Atacama?

Por supuesto. Y no sólo fortalecer el turismo local es clave para reactivar la economía, es muy importante que la región diversifique sus actividades que actualmente están enfocadas principalmente a la minería (44%), servicios financieros y empresariales (15%) y construcción (10,2%). Como ya lo hemos dicho, para fortalecer el turismo son claves las alianzas público-privadas, por eso nos pareció tan importante, en las dos ocasiones que vinimos en 2016, reunirnos con las autoridades locales. Pero no solo hay que potenciar la región, aprovechando sus maravillas naturales, sino también mejorar los estándares de calidad del servicio, capacitando el capital humano, con el fin de entregar el mejor servicio.

 ¿Ustedes conocen bien Atacama, a su juicio, cómo ha cambiado el panorama económico en los últimos años?

-La Región de Atacama, desde antes del aluvión de marzo 2015, arrastraba una importante caída de la inversión, lo que resulta coherente con la desaceleración económica que enfrenta el país. Sin embargo, se enfrenta a un agravante que es la falta de la inversión en el sector minero. Esto se ha visto reflejado los índices de cesantía, que en la Región y en Copiapó están alrededor del 6% y en el Indicador de Actividad Económica Regional (INACER) que cae más de 9 puntos porcentuales, si comparamos el tercer y cuarto trimestre 2016, por sólo dar un ejemplo. Cuando vivimos una desaceleración económica tan fuerte, es vital que se produzca la convergencia entre las agenda de productividad del sector privado con el sector público, sólo así podremos revertir estos indicadores lo antes posible.

 A fines del año pasado, la CNC y otros gremios líderes a nivel nacional, se reunieron en Copiapó para participar en el seminario “Reiventando Atacama”, ¿cuál fue su experiencia en esa jornada y las principales conclusiones en apoyo de esta región?

-Fue una muy buena iniciativa ya que siempre será interesante conocer las experiencias gremiales nacionales y regionales e ideas exitosas. Y sobre todo, ver que a pesar de las vicisitudes  y vaivenes económicos, los distintos estamentos de la región, están atentos y dispuestos a reinventarse. Se compartieron diagnósticos de cómo enfrentar, a través de los sectores público y privado, la crisis que vive la región, generar más empleos, apostar por el desarrollo de la Región, por lo tanto, mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

 La realización de esta asamblea es una señal clara del apoyo de la CNC al descentralismo, ¿en qué y cómo están trabajando ustedes para cambiar este escenario?

-He recorrido  todo el país apoyando a los dirigentes de todo Chile, eso me ha dado una visión de hacia dónde están las mejoras que se pueden introducir, siempre partiendo de la base de que hay que renovar los gremios. Aún hay mucho que avanzar en los gobiernos corporativos y en cómo somos capaces de incorporar nuevos asociados. Hay que rejuvenecer los gremios, hay que generar nuevas instancias de participación, sobre todo de las personas más jóvenes y mujeres.

El sector privado tiene una gran responsabilidad en el proceso de descentralización, que se puede manifestar en la contratación de mano de obra calificada de la propia región, de forma de retener los talentos locales, que muchas veces emigran por escasas oportunidades laborales. Además, en cada una de mis visitas locales he tenido la oportunidad de reunirme con distintas autoridades. En esas instancias, hemos hecho saber nuestras inquietudes, especialmente las que afectan a nuestro sector. No olvidemos que el comercio es el mayor empleador del país, en el caso de la región de Atacama, tiene sobre el 20%.

Por ejemplo, hemos enfatizado en la victimización que sufren los establecimientos comerciales en todo el país, según nuestra última encuesta de victimización del segundo semestre 2016, más de la mitad de los comercios del país, (51,3%), han sido víctimas de algún delito que, en algunos casos, conllevan mucha violencia. Otra situación que nos preocupa y que hemos planteado a intendentes y alcaldes, es el daño que genera el comercio ilícito y cómo lamentablemente se han ido tomando las principales calles y avenidas de las ciudades. Peor aún, cómo este comercio ilegal y ambulante aumenta la victimización, tanto de los comerciantes como de los transeúntes en las zonas donde se emplaza.

En el plano nacional, ¿qué opinión tiene usted del actual escenario político-económico y la capacidad de Chile de volver a crecer a porcentajes más elevados que los exhibidos en los últimos años?  ¿Cómo están influyendo para  que el síndrome del “pato cojo” no afecte la economía?

-Respecto de los presidenciables, vamos a presentar nuestras propuestas cuando ya estén definidos los candidatos de cada conglomerado. Históricamente hemos invitado a los candidatos a la Cámara para que expongan sus ideas y -en ese mismo debate- plantearles cuáles son nuestras inquietudes. Actualmente, los temas que más nos preocupan son la delincuencia; la violencia en La Araucanía y en otras regiones del sur de Chile; el apoyo a la pequeña y mediana empresa; fortalecer la regionalización; potenciar el desarrollo de infraestructura, particularmente aeroportuaria y los pasos fronterizos. Creemos que todos estos temas son relevantes si ponemos en el centro del debate que como país necesitamos ser eficientes en el comercio exterior; Chile es un país abierto al mundo, pero necesitamos vías expeditas para poder importar y exportar nuestros productos y nuestros servicios.