Niebla mental: Aseguran que el 30% de quienes tuvieron Coronavirus grave han sufrido este fenómeno

02 Noviembre 2020

El fenómeno fue descrito inicialmente en Estados Unidos, donde se le denomina “brain fog”.

Chile >
authenticated user

Sin duda que el Covid-19, tiene muchas interrogantes en la forma en que se ha propagado por el mundo. Así mismo las interrogantes también han surgido a la hora de analizar las secuelas que este virus puede dejar en las personas que lo han contraído y han estado en condición grave.

Revisa también: El miedo del Ministro Paris por rebrote en Europa: "Nuestro país también puede sufrir una segunda ola"

Es por este motivo que el Ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó en el punto de prensa de hoy que cerca del 30% de los pacientes que se recupera de un contagio grave de Coronavirus, termina presentando un cuadro de “niebla mental”, un fenómeno que consiste en dificultad para pensar y concentrarse.

¿QUÉ ES LA NIEBLA MENTAL?

El fenómeno fue descrito inicialmente en Estados Unidos, donde se le denomina “brain fog”, que se traduce como “niebla mental”.

El Ministro Paris señaló que este cuadro se relaciona principalmente con pacientes que estuvieron conectados a ventilación mecánica en unidades de cuidados intensivos.

“Lo que han dicho los especialistas es que el virus, al producir una inflamación neuronal, también deja este tipo de secuelas”, explicó el secretario de Estado, añadiendo que ha leído información proporcionada por tres especialistas chilenos, entre neurólogos y psiquiatras, que han descrito este cuadro como “una especie de falta de concentración, una confusión, una incapacidad, por ejemplo, para leer varias páginas de un libro en forma continua“.

¿Hay pacientes con niebla mental en el país? Según el Ministro la respuesta es “sí, este cuadro también ha sido descrito en Chile y aproximadamente, aunque parezca una cifra alta, el 30% de los pacientes que sale recuperados de cuadros graves, están presentando este tipo de manifestación neurológica”.

Finalmente, Paris dijo que espera que “este tipo de patología sea recuperable en el tiempo” y que quienes se ven afectados no se automediquen, sino que acudan a un especialista en neurología o psiquiatría para evaluar un posible tratamiento y controlar su evolución.