Estudio señala que síntomas de COVID-19 pueden confundirse con los experimentados durante el embarazo

Estudio señala que síntomas de COVID-19 pueden confundirse con los experimentados durante el embarazo

27 Octubre 2020

Entre quienes presentaron síntomas, casi el 70% de las pacientes no relacionaron su sintomatología con COVID-19, por la similitud de estos con los cambios fisiológicos producto del embarazo.

Chile >
authenticated user

Durante el embarazo se pueden experimentar diversas molestias, como cefalea, congestión nasal, o una leve dificultad respiratoria, síntomas que también se pueden presentar en pacientes contagiados con Covid-19. Esto puede generar un retraso en el diagnóstico del virus, ya que las pacientes no relacionan su sintomatología con coronavirus, lo cual fue demostrado en un estudio de Clínica Dávila, el centro privado con más nacimientos en el país, en el que se tomó una muestra de 583 mujeres embarazadas. Los resultados arrojaron que, del total, 37 tenían SARS CoV-2 (6,35%), y casi la mitad de las mujeres contagiadas era asintomática (43,2%).

Revisa también: ¡No dejemos de cuidarnos del Coronavirus! Se refuerza la línea 800-726-666 de residencias sanitarias

Pero, entre las pacientes con sintomatología, casi el 70% nombró sus síntomas sólo después de un interrogatorio dirigido, ya que inicialmente no los relacionaban con la presencia de SARS CoV-2. “El Covid-19, como sabemos, tiene un amplio espectro de presentación, que va desde los cuadros asintomáticos a los más severos que requieren cuidados intensivos. Algunos de los síntomas que pueden ser confundidos con malestares e incomodidades físicas propias de una gestación de término son: cefalea leve o mialgia, congestión nasal o una sutil dificultad respiratoria asociada. Es por esto que muchas mujeres embarazadas no relacionan su sintomatología con el virus”, explica el Dr. Javier Caradeux, ginecólogo obstetra del área de Medicina Materno Fetal de Clínica Dávila, encargado del estudio.

Entre las mujeres con sintomatología, un 27% reportó presentar congestión nasal, un 21,6% pérdida del olfato, un 16% fiebre, un 13% dolor muscular, un 10,8% tos, un 10,8% jaqueca, un 10,8% vómitos y un 8,1% dificultad para respirar.

Sudamérica se ha convertido en el epicentro de la pandemia y, según ha sido identificado en diversos estudios científicos, la población asintomática ha contribuido a la propagación del virus. En el estudio, casi el 50% de las pacientes contagiadas fueron asintomáticas. “Es por esto que es fundamental realizar la PCR previo o durante el trabajo de parto para un diagnóstico oportuno. A su vez, se realiza un seguimiento a la paciente y el recién nacido contribuyendo a la protección de los demás pacientes y el personal médico”, sostiene el Dr. Javier Caradeux.

De las 583 mujeres embarazadas estudiadas en la muestra, 37 tenían SARS CoV-2 y tres fueron hospitalizadas en la Unidad de Cuidados Intensivos, dos de las cuales fueron conectadas a respiración mecánica. La prevalencia acumulada fue de 6,35%. Sin embargo, en el periodo de estudio (del 27 de abril al 7 de junio), la prevalencia fue aumentando progresivamente de 3,03% durante la primera semana, hasta 8,89% durante la última semana, lo cual se relaciona directamente con la tasa de incidencia reportada en Santiago por el Minsal. “Por lo tanto, teniendo en consideración que los embarazos y partos siguen su curso independiente de la pandemia, el estudiar a la población obstétrica al momento del parto permitiría una aproximación más certera de la prevalencia real del Covid-19”, sostiene el especialista de Clínica Dávila.

Por otro lado, del total de recién nacidos de madres contagiadas dos (5,4%) dieron positivos para Covid-19, a pesar de ser aislados inicialmente. “Es por lo anterior que, una búsqueda dirigida y educación a las pacientes es fundamental para optimizar el reconocimiento de la enfermedad”, finaliza el Dr. Caradeux.