Publireportaje

13 millones de donas se consumen en Chile cada año

Imagen de Especial Mi Voz
492 Lecturas
15 de Mayo, 2019 13:05

Según reveló recientemente la cadena Dunkin’ Donuts, tan solo en sus tiendas se despachan anualmente 13 millones de donas en todo el territorio chileno. Según la empresa, la dona más popular del menú es la Boston Manjar, una adaptación local de la dona más vendida del mundo, la Boston Creme. 

Aunque las donas son usualmente vinculadas con un origen estadounidense, debido a la popularidad de las grandes cadenas que se fundaron en este país, se dice que su origen primigenio está en Europa, en el siglo XIX, y que llegaron a los Estados Unidos por intermedio de los inmigrantes holandeses. No hay duda, sin embargo, de que su forma actual y la masificación de su producción sí tienen su origen en este país, específicamente en Chicago.

Hoy día este dulce bocadillo es popular en todo el mundo, y tiene un sitial de honor en Chile, donde pueden encontrarse cadenas como Dunkin’ a lo largo de todo el país, así como otras cadenas o locales independientes que ofrecen sus versiones de este producto. Su popularidad está tan extendida, que hoy en día Dunkin’ ofrece delivery de sus donas y otros productos de su menú, directamente hasta la puerta de su domicilio u oficina. Esta implementación, junto con otras iniciativas de inversión y mercadeo, demuestran el gran interés de Dunkin’ de continuar creciendo en el mercado chileno, a través de un plan de expansión de USD$ 6 millones, que les llevaría a abrir al menos una decena de nuevos locales durante el año 2019.

La cadena de origen estadounidense ha adoptado el concepto del #DonutDay para celebrar este producto estrella y a sus consumidores, mediante promociones y sorpresas para los clientes. Este día se celebra el primer viernes de cada mes de junio, y se origina con una tradición surgida durante la Primera Guerra Mundial, cuando el médico Morgan Pett regaló una dona a un paciente, teniente general del ejército, quien agradecido por las atenciones recibidas que le permitieron sanar, creó un evento con la finalidad de recaudar fondos que le permitieran repetir este mismo gesto: regalar una dona a cada soldado herido en la guerra. Ya desde entonces, las donas eran lo que siguen siendo para los comensales hoy: un gesto de dulzura, de afecto y de buena voluntad.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook