El Mini Zoo El Pretil y el trato ético a los animales.

Dicen que Gandhi dijo:  “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. En el día internacional de los animales quiero compartir esta reflexión comparando dos estándares de trato animal.

Imagen de Robinson Esparza
57,943 Lecturas
04 de Octubre, 2011 17:10

Este fin de semana estuve en un lugar increíble. En la comuna de Peñaflor en la zona rural de la región metropolitana,  en medio de casonas y arboledas una antigua casa con un gran patio cumple una función única en Chile. 

En su interior, más de 150 monos ardillas, gibones, monos arañas y otras variedades  de primates ejercitan entre algunos árboles en unas altas jaulas que les permiten amplitud y libertad de movimientos. No se ve ningún animal estresado ni sufriente, más bien lo contrario, están tranquilos, incluso contentos diría.

Se trata del Centro de Rescate y Rehabilitación de Primates de Peñaflor, una iniciativa creada por Elba Muñoz en 1994 y que se ha convertido en una referencia nacional en torno a la rehabilitación y rescates de macacos. 

Elba, una matrona de Peñaflor al interiorizarse del drama en que viven animales tan ágiles y libres como los monos al ser traficados y explotados en Chile en circos, zoológicos privados y  laboratorios de investigación , decidió hacer algo y vaya que si lo hizo. 

Comenzó con un par de monos, hoy hay 178, la mayoría de ellos rescatados de precarias condiciones  por orden del SAG y tribunales. Muchos de ellos quedaron con secuelas físicas de los malos tratos recibidos. 

Elba y su centro es un  ejemplo notable de lo que se puede en un marco ético de amor y cuidado de los animales. 

Con ese recuerdo en la memoria enfrente el brutal contraste con lo que viví y sentí al recorrer el Parque y Mini Zoológico El Pretil en Copiapó. 

El pretil es una parque urbano a dos kilómetros del centro de Copiapó, en 19 hectáreas alberga una medialuna, un parque abierto y el Mini Zoo municipal. 

En él, en espacios escandalosamente pequeños viven lechuzas, loros, patos, pavos reales y distintos tipos de gallos y gallinas y una pequeña selección de mamíferos como llamas, alpacas, vicuñas, guanacos, burros, caballos, leones y un zorro. 

El lugar está limpio en general y posiblemente quien lo pensó hace ya muchos años lo hizo con cierta dosis de amor por los animales, pero eso no es suficiente. Hoy el lugar carece de la infraestructura adecuada para tenerlos.

Los espacios son pequeñísimos, sin ninguna ambientación que le permita a los animales sentirse cómodos y el resultado es terrible: Animales inquietos, estresados, que se pasean con desesperación como si fueran presos, recorriendo la jaula minúscula compulsivamente. 

No digo que se los maltrate alevosamente, pero es evidente que las condiciones de infraestructura del lugar no permiten que estos, estén con las condiciones mínimas de comodidad  que les permita  tener una existencia acorde al estándar ético adecuado. 

Sin ir mas lejos, las condiciones en que están muchos animales en este parque estarían vulnerado el espíritu y la letra de la Ley 2038  sobre protección de animales, promulgada en 2009  cuyo articulo  3° señala: “Toda persona que, a cualquier título, tenga un animal, debe cuidarlo y proporcionarle alimento y albergue adecuados, de acuerdo, al menos, a las necesidades mínimas de cada especie y categoría y a los antecedentes aportados por la ciencia y la experiencia.

La libertad de movimiento de los animales silvestres no debe ser restringida de manera innecesaria, especialmente si ello les ocasionare sufrimiento y alteración de su normal desarrollo”. 

Si no me cree, dé un vistazo a la jaula del zorro,  a las de las aves y a la de los leones y de otros animales que viven en El Pretil. Lo lamentable es que en Copiapó a nadie parece perturbarle demasiado, como si el estándar de la conciencia sobre el trato ético a los animales se hubiese enredado en el camino y no hubiera llegado hasta la capital de la tercera región. 

No pongo en duda la buena fe del municipio, sé que no hay intención de dañar  ex profeso a los animales, sin ir mas lejos hay un esfuerzo por mejorar el parque según consta en la Cuenta Pública de este 2010, donde se señala que  se invirtieron 110 millones de pesos en mejoramiento de infraestructura, aunque la mayoría de los recursos no estuvo destinada a los animales, sino más bien a las instalaciones de uso general y al funcionamiento del mismo espacio. 

El punto es que si se decide tener animales en cautiverio, estos deben, por ley tener un espacio adecuado, de modo que sea efectivamente un atractivo ir a visitarlos y maravillarse y no un espacio para indignarse y compadecerse por la suerte de estos hermanos menores. 

Dejo esta reflexión con el eco de lo que ví en Peñaflor:  una mujer decidida y armada de amor por los animales ha logrado un espacio digno para 170 monos,  lo que le ha significado un gran costo económico que asume sin apoyo estatal, ella ha sabido moverse, buscar apoyos y básicamente asumir el costo de la decisión que tomó. 

Lo mismo podría hacerse acá en Copiapó, si se decidió tener animales silvestres bajo la tutela municipal, entonces es nuestra responsabilidad dotarlos- y exigir que así sea-  del espacio adecuado para que estos puedan vivir en condiciones éticas según lo exigen los estándares internacionales. 

Quizá el municipio no tenga los recursos, pero no puedo creer que la región no los tenga si consideramos que es la que lidera hoy la inversión en Chile. Y aun cuando no se tuvieran recursos, si existiera la voluntad, se puede golpear las puertas de empresas mineras de la región, por nombrar un rubro, y con un buen proyecto pedirles apoyo para que el Parque Mini  Zoológico El Pretil, sea efectivamente un espacio educativo, para que  lo primero que se enseñe a nuestros niños, es que los animales tienen  dignidad y que merecen un trato ético que les permita vivir lo mejor que se pueda. 

Esa es  acaso,  la enseñanza  más valiosa.  

Acá les dejo Declaración Universal de Derechos de los Animales.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.