El Arca de Noé de nuestros tiempos

Indudablemente si todo continúa igual, con seguridad que el año 2012 será todo mucho peor y para ello no necesitaremos ni supervolcanes ni tormentas solares, a pesar de que muchas voces hablan de que los mayas predijeron el hundimiento de su propia cultura y que ellos fueron los causantes.

Imagen de Juan Lama Ortega
1,107 Lecturas
12 de Marzo, 2011 10:03

¿Pero qué opina Nikolai Grube, científico especializado en la cultura Maya? Al preguntarle sobre si existen paralelismos entre la cultura Maya y nuestro tiempo contestó: “Los mayas son un campo de estudio muy interesante y fascinante también en relación al medio ambiente en que vivían. Nosotros estamos destruyendo los bosques tropicales y cambiando el clima, y los mayas ya vivieron algo similar y también fueron responsables de ello.

Ellos crecieron en una zona de bosque tropical y su cultura se forjó en un espacio tal, donde la población aumentó llegando a explosionar demográficamente en el octavo y noveno siglo D.c., hasta el punto que fue necesario talar cada vez más bosques hasta llegar a hacer desaparecer la selva. Y donde no hay más bosque el suelo se destruye, por lo que se produjo una gran erosión, la sabana se extendió y el suelo fue erosionado por el agua. Se produjo la destrucción del medio natural y una degradación similar a la que vivimos actualmente”.

En la película 2012 se podían ver enormes arcas de salvamento, algo que hay que desterrar de la lógica, otros piensan que siempre habrá zonas seguras, pero realmente el arca de salvamento está en el cambio personal hacia lo positivo, hacia lo bueno en nosotros, orientándonos a la fuerza interna que vive en nosotros y que siempre ayuda. Y la preparación para ese tiempo tiene lugar a cada instante.

Desde hace más de 35 años a través de la profecía actual dada a través de Gabriele de Würzburg, Dios dio advertencias a las personas en un momento en que no se sabía nada sobre el cambio climático, exhortándonos a dar la vuelta antes de que las causas creadas por nosotros se convirtieran en efectos.

Hemos destruido este mundo, todo nuestro entorno, no sólo con nuestra actividad externa esparciendo venenos por doquier, sino que también lo hemos destruido con nuestros pensamientos.

La fuerza de nuestros pensamientos, los contenidos de estos y también las palabras pueden ser igual de venenosos y destructivos que nuestras actuaciones. Jesús de Nazaret dijo: “Yo lo hago todo nuevo. Se formará un nuevo cielo y una nueva Tierra." ¿Y cómo sucederá? Si cumplimos diariamente los Diez Mandamientos y el Sermón de la Montaña de Jesús de Nazaret, estaremos activos actuando en contra de la destrucción del planeta y entonces se frenará de alguna manera el cambio climático, aunque para ser sinceros hay que decir que ya estamos bailando sobre un volcán.

Juan Lama Ortega www.radio-santec.com

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.