Todas íbamos a ser reinas

Piñera no fue electo por su popularidad, sino para que hiciera su pega. Es decir, Piñera es aguantable, pero no querido. Por Curvas Políticas.
Imagen de Corresponsales El QueHayDeCierto
364 Lecturas
10 de Febrero, 2011 17:02

Originalmente publicado en Curvas Políticas.
Parece que medio mundo opinante se puso de acuerdo y despertó exigiendo un presidente Rey, digno de Versalles y digno del puesto de la República. Chile está tan arribista que ahora solamente se merece un presidente con una imagen aristócrata y acorde al primer mundo. Un semi-dios mortal con alas de avión, por cierto, y que sea guiado (era que no...) por asesores estrellas cesantes. Un ser civilizado que se pueda pasear por las pasarelas de Nueva York.
"No es de la estatura de mi vida" alegaba un tironi-sticamente. "No es el hombre de mis sueños" se lamentaba navia-sticamente, el otro.
Con dedos acusetes argumentan que nuestro Top Gun Piñera es severamente castigado en las encuestas por su falta de comportamiento presidencial.
Oh, las encuestas, por Dios. Nuestra moralidad encubierta llenas de cifras ondulantes.
Y esto de tener problemas de abastecer el tanque del helicóptero viene a ilustrar un "gobierno paréntisis", otro concepto sacado desde la ultratumba de la casa de reposo de Enrique Correa (el concepto comillas estaba tomado).
Un gobierno que es un blip en el radar, como dirían los gringos. Un percance en la larga marcha al progreso, como diría Hegel.
Y es la locura misma.
No es un momento histórico esto de que la desaprobación (46%) de un presidente chileno sea más que la aprobación (41%). Es algo normal y no suficiente para que se pongan histéricos.
La preferida (+80%) Bachelet logró el mismo numerito en varias ocasiones. Por ejemplo, en Septiembre 2007 marcaba 35% de aprobación y 46% de desaprobación siendo que a la mitad de 2007 su aprobación no superó 42%.
Lo usual es -si le vamos a creer a ADIMARK- que los presidentes en Chile con suerte se mantienen alrededor de 50% de aprobación.
Es más, la desaprobación debería se mucho más alta para Piñera dado que la reconstrucción en el sur anda a paso tortuga.
O sea, que los opinólogos chilenos guarden sus pañuelos porque el presidente tiene espacio para bajar aún más. Y más. Y no le pasará nada a Piñera.
Lo hemos dicho antes, pero vale recordarlo: Piñera no fue electo por su popularidad, sino para que hiciera su pega. Es decir, Piñera es aguantable, pero no querido. Y su gobierno a todas luces es un éxito mirado desde la prisma DERECHA (fíjense que existe). Lograron un royalty falso y vender el activo EDELNOR de CODELCO, sin mucho esfuerzo. Y en 2011 van por más. Vender todo lo del Estado, cuestión que no podemos reprochar ya que está en su naturaleza.
Dicen que los países tienen los gobernantes que se merecen. En el caso de Chile, tiene los opinólogos que se gasta.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.