Angelo Pierattini: “hoy en día los medios digitales son las principales fuentes de difusión”

El destacado músico nacional, ex vocalista de Weichafe, está de paso en Copiapó presentando parte de su nuevo repertorio. Habló con El QueHayDeCierto sobre políticas culturales, internet y el cambio de actitud de las nuevas generaciones.
Imagen de Equipo El QueHayDeCierto
866 Lecturas
06 de Febrero, 2011 08:02

Angelo Pierattini, figura emblemática del rock nacional, hoy está abocado a la idea de congregar, de unir fuerzas para hacer de la actividad artística una actividad validada y no un mero adorno de la cultura dominante. Por esta razón, durante el último tiempo ha participado de conversaciones ciudadanas, en las que –además de compartir su experiencia autodidacta– incita a los músicos a aprovechar los espacios físicos y virtuales que existen para promover sus obras.
Ayer, en la Casa de la Cultura de Copiapó, acompañado de su actual banda, Las Calaveras Errantes, realizó esa noble tarea y también hizo lo que más le gusta: entregar un mensaje a través de la música. Aunque claro, dejó para su presentación nocturna lo más “hard” de su repertorio, aquellos acordes y composiciones que lo llevaron a la cima junto a su ex grupo, Weichafe.
¿Esta es la primera vez que estás en la región de Atacama?
No, esta es la tercera vez, creo, la tercera o cuarta vez. Vine a un concierto que se hizo en el desierto florido el año del “loly”, como el 98 o 99, con Weichafe, después vine el 2002 con las Escuelas de Rock, y ésta es tercera vez, de las que me acuerdo. Creo que he estado una vez más.
¿Qué te parecen las calles, los cerros, el desierto?
Cuando llegamos al aeropuerto, siempre había venido por tierra, y cuando llegamos al aeropuerto con el desierto ahí mismo…. fue sobrecogedor. El desierto a mí me gusta mucho, es la infinidad misma, es tan fuerte la imagen que como que te dan ganas de ir a explorarlo, ¿cachai? A pesar de que te puedes perder e irte a la chucha.
Y, no sé, Copiapó resulta como un oasis dentro del desierto, que haya una ciudad tan grande como ésta… Está como ese encuentro de toda esa cuestión sobrecogedora que también se puede ver por el lado de la desolación, y también por el lado contrario llegas a una ciudad que funciona como cualquier otra ciudad.
Angelo, tú has vivido una transición más o menos notoria, pasaste de ser una voz contracultural, un rockero duro, a dar charlas motivacionales, ahora se te ve mucho más templado que antes… ¿Cómo podrías explicar ese proceso de cambio personal?
Es que no estoy tan templado, hay una parte más templada sí. ¿Sabes lo que me gusta de estas instancias? Que yo no voy a hacer una revisión de “dónde está mi queso”, ¿cachai ese libro? , en el que comienzas a moverte dentro de los parámetros establecidos. Y mi experiencia no tiene nada que ver con los parámetros establecidos, entonces, no sé si me he calmado o quizás estoy viendo las cosas desde otra perspectiva un poco, de una manera más de congregar que de rechazar situaciones.
Sigo siendo súper impulsivo…. y me interesan este tipo de charlas porque no estamos hablando de cómo mejorar las finanzas de un grupo, sino de cómo darle un contenido antes de la parte financiera; darle un contenido, como dije antes, de donde viene la necesidad de hacer música, la necesidad de hacer discos, que tiene que ver con una causa personal y a la vida que uno quiere llevar, porque ser músico, como ser abogado o ser bombero, requiere de un estilo de vida como cualquier otro oficio; mejora la sociedad como la puede empeorar también. Y por lo mismo no se puede alienar, no se puede uniformar, va más allá del exitismo, tiene que ver con que las cosas tengan o entreguen un contenido, aunque sea un contenido emocional, que sea un rito eso de ir a tocar, que lo pasemos bien, que nos conectemos, que activemos parte de nuestro cuerpo que no está en actividad habitualmente. Por lo menos para mí ese es un triunfo. Y me pasa lo mismo cuando estoy acá hablando y activo ese feedback de parte de las personas que preguntaron, esa conversación.
A propósito de esa necesidad de producir música que tú mencionaste, ¿qué tan correspondidos van a estar los músicos de regiones con las políticas culturales del nuevo gobierno?
Lo que pasa es que el asunto de lo cultural, no solamente los músicos, tiene que ir de la mano con un cambio de la gente, de la ciudadanía, que es súper lento. En Santiago hay mucha gente que consume arte, en comparación a regiones, comparativamente y en proporción también, pero eso es porque las capitales, de cualquier país, están más permeables a diferentes discursos o situaciones porque llegan muchas cosas, incluso mucha gente de provincia hace que las ciudades sean un poco más vanguardistas. Y en regiones de repente se queda la gente como más conservadora, y a la gente más conservadora le molesta un poco el arte, o sea, le gusta como un adorno, pero no les gusta como discurso o como estilo de vida, y lo quieren mantener como un hobby, casi como en la época en que los reyes motivaban a los músicos a componer para ellos y la Corte. Lo artístico lo ven como algo pintoresco, como un asunto de adorno, y ahí ya molesta.
¿Y tú crees que las políticas de este gobierno van a ir en esa línea o que realmente van a ser un aporte?
Yo creo que sí. Hay una cosa buena que ha hecho el gobierno de Piñera, que no tiene nada que ver con ellos, sino que con que la gente se ha activado, la gente ha salido a las calles, cosa que en los 20 años de Concertación nunca pasó o pasó muy pocas veces. Ahora hay una ciudadanía más activa y también hay una generación, parte de mi generación hasta la de los 20 años, que son personas más proactivas que la generación de los cuarenta que tuvieron una infancia cortada con la dictadura, los toques de queda, y un miedo encima. Hoy día un pendejo de 20 años no tiene ningún puto miedo de salir a la calle.
¿Qué tanta injerencia tienen las redes sociales en este fenómeno que comentas, específicamente en lo que respecta a la proactividad de los músicos y en ese acto de “salir a la calle” o de darse a conocer?
Mira yo creo que hoy en día los medios digitales son las principales fuentes de difusión, porque ya los medios masivos dejaron de difundir cualquier tipo de asunto cultural, o sea, tienen una página dedicada “a”, pero como parte del contenido, no es algo que tenga como mucho sentido con el total del diario. Es como lo que te decía recién, los fondos concursables están porque tienen que estar, porque políticamente es correcto.
¿Y a ti personalmente, Angelo, qué tanto te han servido los medios de difusión que ofrece internet para dar a conocer o movilizar tu carrera de solista o ahora tu nueva empresa con Las Calaveras Errantes?
A mí me han servido caleta, para conectarme con gente que nos sigue en las tocatas, para difundirlas, para no depender tanto de otros medios. Yo utilizo todas las redes, tanto medios masivos como redes sociales que son mucho más focalizadas. Yo utilizo todo, todo, creo que todas las herramientas son válidas.
Las redes sociales en internet, indudablemente, cuando les das un uso de difusión y promoción de tu música, resulta harto.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.